Bienestar, Cambios Fáciles, Mundo Verde, Vida

15 CAMBIOS FÁCILES HACIA UNA VIDA ECO-FRIENDLY

El cambiar nuestra forma de vida a una modalidad amigable con el planeta, es mucho mas fácil de lo que crees.

Todos llegamos a esa etapa en la que nos damos cuenta de que nuestros actos tienen ciertas consecuencias, usualmente ese momento de reflexión llega a temprana edad:

Flashback a mi mini ser mordiendo a un niño en una fiesta, niño llorando, y merecida sesión de nalgadas por parte de mis papás, sobra decir que nunca lo volví a hacer. Aprendí que mi acto de salvajismo no era aceptable para nutrir una relación de amistad…

…Y es así como comenzó la historia de mi ansiedad social y nunca más volví a tener amigos. FIN 🙂

Aaa no, perdón, jeje. Regresando al tema…

Algo similar a mi experiencia de infancia, sucede con nuestras acciones cotidianas. Puede ser que pensemos que lo que estamos haciendo es correcto, pero nuestro desconocimiento inadvertido, tiene consecuencias y provoca daños irreparables.

Nuestra relación de amistad con la naturaleza se deteriora con nuestros actos desapercibidos de salvajismo constante, y puesto que ya no tenemos a nuestra mamá con su chancla voladora detrás de nosotros para que aprendamos (aunque a veces no nos caería mal), nos toca a nosotros solos la responsabilidad de auto-nalguearnos para ser el cambio que queremos ver en la sociedad.

La realidad es que es bastante sencillo lograr en nosotros un cambio positivo. Muchas situaciones de la vida cotidiana con las que contaminamos, pueden ser prevenidas con pequeños intercambios de productos, y la mayoría de ellos aparte de ayudar al planeta, le ahorrarán dinero a tu bolsillo.

1. Bolsas Reusables para el Supermercado

Las bolsas de plástico que nos dan en las tiendas, son uno de los contaminantes desapercibidos más comunes. Aparte de provocar basura innecesaria, muchas de las veces esas bolsas terminan en las calles, yéndose por el sistema de drenaje debido a las lluvias y terminando su curso en el mar; ahí son confundidas por medusas y consumidas por peces, tiburones, y tortugas, entre otros animales, provocando la muerte de muchas especies.

La mejor medida para reducir los daños provocados por las bolsas de plástico, es tratar de evitar su uso cada que sea posible. Para lograrlo, lo único que se necesita es tener a la mano una bolsa reusable; al usarla, además de ayudar al planeta, podrás lucirla, pues hay de muchos diseños diferentes, y son mucho mas prácticas, ya que son más resistentes al cargar los productos que compramos.

Pueden comprar aquí:

  • Esta bolsa portátil es mi versión favorita. Tengo una muy similar y son super prácticas, ya que la puedes traer en todo momento, ya sea en tu bolsa o mochila, sin ocuparte mucho espacio; con la Chico Bag  nunca serás sorprendido sin bolsa al hacer alguna comprita desprevenida.
  • Una opción de bolsas reusables, que aunque no son precisamente una ganga, si estan muy chic y son 100% de algodón, son la de My Other Bag perfectas para todas aquellas que tienen el deseo eco-friendly pero no quieren perder el toque fashionista 🙂

También es muy común caer en comprar frutas y verduras que vienen empaquetadas, o inclusive cuando las venden a granel, terminamos utilizando una bolsa de plástico para pesarlas y llevárnoslas a casa. Este uso de plástico es completamente inútil, pues al llegar a la cocina tenemos que sacarlas del paquete o de las bolsas para guardarlas y/o consumirlas.

Lo más sencillo es no utilizar bolsas al comprar vegetales; sean deshinibidos y llévense sus productos al desnudo. No, osea, no se vayan desnudos a la tienda, simplemente lleven sus melones descubiertos… digo, escojan y dejen fuera el paquete… diiigooo ¡Compren las cosas sin plástico pues!

Aunque debemos aceptar que hay casos en el que el uso de una bolsa es mas práctico y necesario, especialmente si lo que se compra son granos, o frutas y vegetales pequeños; para situaciones como esas recomiendo utilizar bolsas de este tipo:

Pueden comprar aquí:

2. Cepillo dental de bambu, hueso de aguacate, o fécula de maiz

Cada año se venden aproximadamente 3.5 billones de cepillos de dientes alrededor del mundo. La mayoría de nosotros no llevamos a cabo el proceso correcto de reciclaje de estos, y por lo tanto terminan en nuestro bote de basura al cumplir su ciclo de vida recomendado de 3 meses.

Al ser un producto de uso básico en nuestra rutina de cuidado dental debemos considerar las opciones biodegradables de bambú, fécula de maiz, y hueso de aguacate.

En mi caso he probado los cepillos de bambú y hueso de aguacate; aún cuando las dos opciones me funcionaron perfectamente, me sentí mas cómoda usando los que son producidos con hueso de aguacate, por el simple hecho de que el polímero biodegradable que fabrican para sus cepillos, es mas parecido al plástico, que es a lo que estamos acostumbrados utilizar.

El material del bambú es mucho mas natural, y no debe ser descartado. Si eres de las personas que no les molesta la textura maderosa al utilizarlo, esta sería la opción más recomendable, puesto que el proceso de descomposición del bambú a comparación del polímero de hueso de aguacate, es mucho más rápida.

A pesar de que las cerdas de la mayoría de los cepillos biodegradables del mercado son de nylon, es mucho menor el daño ambiental que se produce al no tener un mango de plástico.

El cepillo dental hecho a base de semilla de aguacate tarda aproximadamente 240 días en descomponerse, a diferencia del bambú que es totalmente compostable; si produces tu propia composta, lo único que debes hacer para deshechar tu cepillo de bambú usado, es quitarle con unas pinzas las cerdas de nylon, golpearlo con un martillo para romperlo en pedazos pequeños, y aventarlo a tu composta.

Pueden comprar aquí:

3. Rastrillo Vintage para rasurarte

Esto es una intervención. Dejemos de usar rastrillos con sus respectivas navajas desechables, son carísimos, poco prácticos y altamente contaminantes; eso sin mencionar que por mas que quieras extender el uso de vida de tu navaja, ya sea por conciencia eco friendly o por el espíritu tacaño, a partir de las tres rasuradas terminas con vellos enterrados, cortaditas en la piel, y con el sensual look de axilas ennegrecidas.

Los rastrillos vintage son la manera más económica y práctica de ser liberados del vello facial y corporal; aparte de ser totalmente reciclables, obtienes un rasurado perfecto (hasta en la zona del bikini), las navajas son extremadamente económicas, y según lo que yo he experimentado, el filo les dura muchísimo más tiempo.

Gracias a la popularidad del look barbón, hoy en día contamos con muchas más opciones de rastrillos reusables a la venta en tiendas de belleza y barberías; en mi caso, opté por ser turbo-hipster y compré un clásico rastrillo vintage en línea, ya que desde mi punto de vista, los productos de antaño están hechos para durar toda la vida, a diferencia de los que se fabrican hoy en día; sólo procuren buscar un rastrillo vintage que este bien cuidado y que de preferencia no tenga señales de oxidación.

Yo decidí comprar un rastrillo estilo mariposa, llamado así por la manera en que la parte superior se abre y permite que sea bastante fácil cambiar la navaja, el cual siento que es más práctico y sencillo de usar, especialmente si eres primeriz@ con este tipo de rastrillos.

Pueden comprar aquí:

4. Shampoo y acondicionador de barra

Hay productos dentro de contenedores de plástico por doquier, y si podemos reemplazarlos por opciones que vengan al desnudo, debemos considerarlos.

Para serles honestos, el cambio a shampoo y acondicionador de barra me producía la ligera impresión de que iba a ser como lavarme el cabello con Jabon Zote (jabón de barra para ropa), pero no podía estar más equivocada. Me impresionó la capacidad del jabón para producir espuma con tan solo tallarmelo en la cabeza 3-4 veces, sentí mi cabello humectado y la variedad de aromas, ¡OH LA LA!, es como una explosión de aromaterapia en tu baño.

Las ventajas de esta presentación son muchas: al no estar empaquetado, no contamina; rinde bastante, pues no necesitas tallarte mucho al lavarte el cabello; sus ingredientes son naturales, por lo tanto no tendrás que preocuparte por los químicos nocivos que podrías estar absorbiendo al utilizarlo; son bastante prácticos, especialmente a la hora de viajar, por que aceptémoslo, usar los botecitos de cortesía que dan en los hoteles, aparte de ser más contaminantes, producen una sedosidad en el cabello similar a la de un estropajo.

La única desventaja que pude notar al utilizarlos, es que hay que ser cuidadosos a la hora de guardarlos mientras no los usemos; puede parecer lógico, pero a mi me sucedió que en un día olvidé cerrar el contenedor en donde guardaba mi shampoo, obviamente se llenó de agua y se disolvió casi en su totalidad. Definitivamente no fué uno de mis momentos más brillantes. Un minuto de silencio para mi shampoo.

Pueden comprar aquí:

Hay varias opciones de tiendas Mexicanas que también son de excelente calidad y más accesibles:

5. Humectante en barra

Al igual que los shampoos y acondicionadores, es bastante sencillo reemplazar las cremas humectantes corporales empaquetadas. Puede ser tan fácil como usar aceite de coco, manteca de karité, aceites naturales, producir tu propio humectante con ingredientes naturales, o utilizando barras de masaje humectantes.

En mi opinión, las barras de masaje humectantes son la opción más práctica, ya que para usarla simplemente tomas la barra y la pasas por todo tu cuerpo, no tienes que lidiar con cremas líquidas y aceites que se derraman, o con mantecas naturales que en época de frío pueden endurecerse, complicando la aplicación.

Pueden comprar aquí:

6. Popotes Reusables

Para que se den una idea del impacto contaminante que produce este pequeño artefacto de plástico, se estima que solamente en el Reino Unido se usan alrededor de 8.5 billones de popotes en un año; la triste realidad es que la mayoría de las veces no es necesario un popote para poder consumir nuestras bebidas, por lo tanto, este es un contaminante totalmente evitable.

Obviamente lo mas recomendable es no usarlos cuando no los necesites; cada que pidas una bebida o un café en un restaurante, cafetería, o bar, recordar comentarles que quieres tu bebida sin popote. Ese pequeño gesto de tu parte cuenta mucho, ya que la mayoría de ellos terminan en el mar y en vertederos de basura y tardan alrededor de 200 años en descomponerse.

Los popotes tienen un ciclo de vida muy corto, se tardan mas en fabricarlos y en estar en un almacen, que lo que realmente se utilizan, pues se convierten basura a los 10-30 minutos de uso.

Hay veces que el uso de un popote es necesario, tal es el caso de personas con alguna discapacidad física que dependen de su uso para poder beber líquidos; para situaciones de este tipo es recomendable el uso de un popote reusable, ya sea de bamboo, de acero inoxidable o de vidrio.

Debemos de aceptar que muchas veces tenemos el gusto culposo de querer una margarita en tarro extra grande, o un frappe muy denso, o se nos antoja un bubba tea con bolitas de tapioca, que simplemente no tendrían el mismo impacto de placer si las tomamos sin popote; no temas ¡el mundo de los productos eco friendly te tienen cubierto! Existen los popotes reusables gruesos para que disfrutes de tus frappes y bebidas con tapioca; también hay popotes de acero inoxidable plegables, que son mas compactos y los puedes traer en el llavero, para que puedas beber con popote fuera de casa sin ser juzgado.

Si eres como yo, que te gusta andar prevenido en caso de querer una bebida empopotada fuera de casa, siempre cargo en mi bolsa un popote de acero inoxidable junto con mis cubiertos de titanio.

Pueden comprar aquí:

7. Botella de agua Reusable

En los ultimos años, las botellas de agua se popularizaron bastante, y a pesar de ser bastante prácticas, debemos de considerar que ese plástico tardará en descomponerse aproxidamente 450 años, provocando un impacto devastador en tierra y mar.

En caso de que llegues a comprar botellas de agua de plástico no reusables, lo mas conveniente es reciclarlas, pero aceptémoslo, la mayoría no juntamos las botellas que consumimos para posteriormente llevarlas a una planta de reciclaje; la manera más fácil de no participar en ese consumo innecesario de botellas de agua, es previniendo y cargando siempre tu propia botella reusable.

En mi caso, al decidir que tipo de botella reusable escoger, analicé que tipo de productos soy mas propensa a consumir fuera de casa; opté por comprar una botella térmica de acero inoxidable con boca ancha, que facilita la limpieza y puedo usarla tanto para bebidas frías, como calientes; fue una excelente compra ya que me ha servido para agua, té, café, helado y frappes, sólo tuve que comprar el accesorio extra de la tapadera para bebidas calientes y ¡listo!

Pueden comprar aquí:

8. Bote de café Reusable

Todos hemos sido culpables alguna vez de pasar unos días ajetreados llenos de desvelos, y por lo tanto nos es necesario ir por nuestra dosis de cafecito de la esquina para que nos dé el punch que necesitamos en el trabajo; llegamos a la cafetería, ordenamos, damos nuestro nombre, nos llaman, vamos por nuestro café y nos percatamos que escribieron nuestro nombre mal, tomamos alegremente nuestro vasito de café, junto con su respectiva tapadera plástica, popotito para revolver (aunque ni le vamos a echar nada extra), y claro que no puede faltar el aro de cartón pa’ no quemarnos las manitas.

La situación con los botecitos de café es, que por lo general son compras que muchas personas hacen diariamente, y a veces hasta varias veces al día, generando grandes cantidades de basura que se puede prevenir con tan sólo llevar tu propio botecito.

Como les mencioné anteriormente yo compré una botella térmica que hace el uso no sólo de botella de agua, sino que también es útil para bebidas frias y calientes.

Pueden comprar aquí:

Es necesario comprarlo junto con el accesorio para tomar bebidas calientes. La tapadera es super resistente y sella perfectamente bien; yo a veces aviento en mi bolsa o mochila el thermo con esa tapadera, y nunca he tenido problemas de derrames:

9. Cubiertos portátiles

Los cubiertos desechables son productos con un ciclo de vida similar al de los popotes, duran mas tiempo en el proceso de producción, almacenaje y venta, que lo que realmente duran siendo usados.

Usualmente pasan desapercibidos por que su uso, a diferencia de los popotes, si se considera necesario; podríamos pensar que no hay una manera funcional de reemplazar un producto como este, ya que sería ridículo y poco práctico cargar con nosotros los cubiertos de metal de nuestras casas, pero hoy en día hay muchas opciones portátiles de cubiertos que podemos utilizar, algunas son inclusive del tamaño de una navaja de bolsillo plegable.

Pueden comprar aquí:

10. Para los amantes del café recién hecho en su nespresso

Si eres de las personas con corazón eco friendly pero niveles de pereza/hueva intensa, que saben que no se tomarán la molestia de elaborar un café por métodos (menos contaminantes) que son más tardados, y por lo tanto cada que disfrutan de un café nespresso, brota su Pepe Grillo y son víctimas de un ataque de remordimiento de conciencia ¡no sufran más! Hay un producto que puede reemplazar las cápsulas y les permitirá disfrutar de su rico café en paz.

Las máquinas nespresso son una invención bastante práctica, pero sus cápsulas contaminan bastante. Un gran número de sus usuarios no las reciclan, y por lo tanto, esas ricas tazas de café, terminan siendo una causa diaria de contaminación innecesaria.

Para serles honestos, yo no soy muy fan de las cápsulas; usualmente si tengo necesidad de cafeína, la obtengo por métodos tradicionales y no contaminantes como la prensa francesa, pero obviamente entiendo el encanto detrás de poder disfrutar una taza de café con tan sólo oprimir un botón.

La única desventaja que veo de este kit, es que tienen que preparar las cápsulas ustedes mismos, lo que quita un poco el objetivo de la rapidez de una máquina nespresso; en mi opinión las ventajas sobrepasan a las desventajas, ya que pueden usar el café que ustedes deseen en su máquina, pueden llenarlas de hierbas y hacer té, es más económico, no se tienen que preocupar por estar guardando cápsulas usadas para posteriormente reciclarlas, y lo más importante, no contaminan.

Pueden comprar aquí:

*Tips para usar las cápsulas reusables exitosamente:

El lograr obtener un café al gusto, es una tarea de prueba y error; deben experimentar de varias formas hasta obtener el resultado deseado. Los usuarios comentan que se necesita determinar 4 variantes en sus pruebas:

  • El tueste del grano: Debe ser medio u obscuro (tipo espresso)
  • El grado de granularidad del café: Recomiendan que sea fino; pueden hacer pruebas y compararlos con los granos dentro de una cápsula de nespresso original.
  • Cantidad de café: Si es demasiado café y esta prensado en exceso, puede obstruirse la cápsula y poco café será extraido.
  • Que tanto prensar el café al empacarlo en las cápsulas: Si la presión es muy ligera puede salir un café poco cargado.
  • Lamentablemente el éxito obtenido con las cápsulas reusables dependerá de sus pruebas, por lo que deben de ser pacientes, una vez que se encuentra la mezcla de factores perfecta, sólo es cuestión de repetirla.
  • Los usuarios recomiendan utilizar café molido fino tipo espresso, y si quieren que el café tenga la textura espumosa carácterística de nespresso, tienen que utilizar un café de buena calidad, y probar con diferentes marcas, hasta encontrar una que se adapte a su gusto.
  • Algunos usuarios recomiendan llenar la cápsula casi al tope, y despues prensar ligeramente los granos de café para dejar un espacio entre el café y la tapa

11. Hacer comida en casa con anticipación para evitar pedir a domicilio

Típico que tienes un día abrumador en el trabajo y se te pasó la hora de la comida, decides pedir a domicilio un platillo para hacer rendir el tiempo; llega tu pedido y te lo entregan con respectiva bolsa de plastico, miles de recipientes de unicel, cubiertos desechables, servilletas, folletos, fliers de especiales, etc. Toda esa basura podría haber sido evitada con un simple acto de tu parte: llevando tu propio lunch.

Este punto puede ser un poco complicado y requiere de disciplina; la velocidad con la que se mueve la vida actualmente, complica el tener tiempo libre y cuando llegamos a casa después del trabajo, para lo único que podríamos sacar fuerzas es para netflix and chill.

Entiendo completamente el deseo ansioso por descansar, pero debemos pensar que una de las razones por la que nos sentimos sin energía, y no descansamos bien por las noches, es por comer inadecuadamente; es un círculo vicioso: estas cansado, no haces de comer, llegas al trabajo sin energía, no rindes y terminas comiendo lo que sea, llegas a tu casa a dormir y tu cuerpo lucha para hacer la digestión (por haber comido mal) y por lo tanto no descansas adecuadamente, y el ciclo se repite al siguiente día.

Comer en restaurantes siempre va a ser menos saludable que el traer comida de casa, por más que pidas tu pollito a la plancha con verduras, lo mas probable es que lo hayan cocinado con grasa para que este sabroso, pues al restaurante lo único que le interesa es enganchar a los clientes con su sazón, para que regresen y sigan consumiendo.

Las ventajas principales que yo veo de hacer Lunch Prep semanal con anticipación, especialmente si trabajas, es que garantizas una alimentación balanceada, mantienes tu peso y ahorras dinero, ya que al comer fuera se gasta mas del doble de lo que se gasta en el supermercado para la semana entera. Puede parecer abrumador hacer en un día comida para toda la semana, pero es más sencillo de lo que creen.

Yo, usualmente cocino para los 5 días hábiles, y el fin de semana como fuera para descansar de mi sazón.

El primer paso es planificar que platillos van a elaborar para toda la semana. Recomiendo hacer al menos dos o tres platillos fuertes (que puedes alternar para que no te enfade comer lo mismo), hacer uno o dos complementos para tus platillos, y el desayuno y la cena usualmente la repito toda la semana.

Ya que tienes tu menú planificado, puedes hacer tus compras, y decidir cual va a ser tu día para cocinar, en mi caso usualmente dedico unas 2-3 horas del domingo o lunes para eso; cumpliendo este objetivo, ya no me tengo que preocupar por mi alimentación en toda la semana.

Si lo piensan bien, es una situación ganadora en todos los sentidos, aparte de que les rendirá mas el tiempo, por que ya no tendrán que pensar que comen, ahorrarán, garantizarán que su alimentación esté balanceada, y además contaminarán menos.

12. Bolsas tipo ziploc reusables (o reusar las que tienes, lo más que puedas)

Todos hemos caído en algún momento en el uso descontrolado de las bolsitas ziploc, pero ¿como no hacerlo? Son prácticas y sirven desde para guardar cosas en el congelador, envolver sandwiches, snacks, pastillas, vitaminas, frutas, etc.

Debemos considerar que para todas esas acciones arriba mencionadas, hay alternativas no contaminantes que se pueden usar; desde un contenedor pequeño de vidrio o acero inoxidable, bolsitas ziploc reusables de silicón, bolsas de tela, envoltorios moldeables con cera de abeja, un pañuelo para proteger los alimentos, entre otros.

Las bolsas ziploc son bastante resistentes, especialmente las del congelador; considerando que no siempre tenemos el tiempo o la cabeza para prevenir usar un contenedor para el sandwich o para congelar nuestra comida, debemos ser concientes y tratar de reusar lo más que podamos las bolsas que ya tenemos. Siempre y cuando la bolsa esté bien limpia, sin agujeros, y cierre correctamente, no hay razón para que no pueda ser reusada con éxito.

Les confieso que en 4 años yo solamente he comprado un paquete grande de bolsas ziploc para el congelador. Sí, sigo reusando las mismas 😉

Pueden comprar aquí:

13. Infusor de té

El tomarme unos minutos para beber una taza de té, es todo un ritual desestresante para mí; el calentar el agua, decidir que mezcla de hierbas voy a infusionar, disfrutar del aroma que desprende y saborear cada sorbo. Me resulta increiblemente relajante.

Pero ahora viene la parte triste del té. La presentación en bolsitas individuales es uno de los contaminantes que usualmente pasa desapercibido, pero al igual que el café hay una forma mas económica y eco friendly para disfrutarlo.

Comprar té a granel y hacer tus propias infusiones es la manera más práctica y natural de consumirlo. Sólo necesitas encontrar una tienda en donde vendan mezclas herbales e infusiones de tu agrado, y comprar un infusor de té.

Hay una variedad infinita de infusores para té, unos tienen diseños bastante divertidos, pero en mi experiencia, no son nada prácticos; usualmente tienen hoyitos muy grandes para filtrar el agua, y es muy fácil que las mezclas herbales y tisanas pasen por ahí, terminen en tu taza, y posteriormente en tu boca, o si tienes mala suerte en el diente.

A pesar de que tengo varios infusores con diseño increíble, mi favorito es un infusor de acero inoxidable, con un diseño que deja mucho que desear, pero que tiene boca ancha para fácil limpieza, tapa de rosca y hoyitos muy pequeños permiten que el té se filtre óptimamente sin fugas herbales.

Pueden comprar aquí:

14. Usar desechables biodegradables en fiestas

Organizar una fiesta en casa es suficientemente agotador como para pensar en los cientos de platos que se tienen que lavar al terminar; es totalmente entendible porque los desechables son tan populares, pero la mayoría de las personas ni siquiera considera que existe alguna alternativa no contaminante.

Es dificil encontrar opciones eco friendly de desechables en el supermercado, pero si las hay. Hay posibilidades de encontrar desde platos, bowls, cubiertos y popotes; para cualquier necesidad fiestera, estas cubierto.

¡Que tu espíritu eco friendly no limite tu ímpetu pachanguero!

Pueden comprar aquí:

15. Toallas sanitarias reusables o copa menstrual

Debemos considerar que una toalla sanitaria desechable tarda alrededor de 400-500 años en biodegradarse, y si ustedes son como yo, con un ligero trauma de limpieza personal, usarán alrededor de 2 a 6 toallas al día dependiendo de su flujo; si dejamos trabajar a nuestro lado matemático y hacemos un cálculo aproximado, al año estaremos usando alrededor de 150 a 400 toallas sanitarias, multiplicado por los millones de mujeres en el mundo.

Las toallas sanitarias desechables pueden ser facilmente reemplazables por una copa menstrual o toallitas reusables. Actualmente sigue siendo complicado convencer a las mujeres a abrirse a probarlas, y honestamente no entiendo la razón. Verdaderamte son muy cómodas, y si, acepto que tienen su curva de aprendizaje para sentirte totalmente confortable manipulándolas, pero una vez que tienes el control de la situación te pasará como a mi, que después de usarlas y darme cuenta que tan libre me puedo llegar a sentir en mi periodo, me molestó el no haberlas conocido y probado antes.

(Si quieres saber más sobre la copa menstrual y las toallitas sanitarias reusables, te recomiendo leer este post).

Pueden comprar aquí:

¡Ufff! Fué un post largo pero sustancioso.

Puede ser que pienses que un pequeño cambio de tu parte no va a hacer mucho, y no podrias estar más equivocado; debemos reflexionar en que las grandes obras se logran gracias a un conjunto de pequeñas acciones positivas, y por más pequeño que sientas que es el impacto de lo que haces, sirve e importa. No subestimes el poder de tus acciones.

Me encantaría que me compartieran cuales son los cambios que ustedes hacen diaramente para vivir una vida más eco friendly 🙂

Related Posts

Leave a Reply