Belleza, Cabello, Cambios Fáciles, Mundo Verde, Productos DIY, Vida

GEL NATURAL PARA EL CABELLO HECHO EN CASA

Debo confesarles que tengo un peinado que usualmente me hago cuando ando en modalidad flojera + prisa; consta de hacerme una línea por en medio (al estilo librito), engomarme rapidamente mis greñas despeinadas, restirar totalmente con un cepillo cualquier indicio de gallos en mi cabellera, ajustar firmemente con una liga todo el cabello y: ¡TARÁN! En menos de un minuto queda listo mi look “elegante” de colita de caballo al estilo Kardashian (que seguramente ellas también se lo hacen por una sobredosis de pereza o por la sensual razón de que no se han lavado el cabello).

Gracias a los múltiples remolinos que me heredó mi madre, que al parecer no pudo heredarme sus ojos y pestañas inmensas pero si sus remolinos (gracias Mamá), me es increíblemente necesario el uso de gel para cabello cuando me hago cualquier peinado relamido. A pesar de mi afición por la colita de caballo a la flojeré (sí, así la bauticé), ultimamente fuí víctima de una dosis de ansiedad al ver que mi gel de cabello comercial en botecito plástico estaba a punto de terminarse, y yo aún no encontraba una manera natural, eficaz y eco-friendly de reemplazarlo.

Y como era de esperarse, esta situación no se quedó así. Hice una investigación rigurosa de múltiples recetas, pero la mayoría de ellas usaban ingredientes rebuscados, se echaban a perder rápido y eran complicadas de prepararse, y seamos honestos, el hacer un gel con un procedimiento engorroso, le quitaría por completo el encanto a mi peinado de colita a la flojeré.

Después de algunos experimentos logré encontrar una receta fácil, barata, y que además funciona; al utilizar éste gel mi peinado se mantuvo fijo durante todo el día, aún después de ir al gimnasio, y lo mejor es que sólo necesitas 3 ingredientes para elaborarlo.

¿Que necesitas para hacer Gel Natural para el Cabello?

  • De ½ a 1 cucharadita de Grenetina en polvo sin sabor ( ½ cucharadita equivaldría a un gel de fijación ligera, y 1 cucharadita entera a uno de fijación fuerte).
  • 1 taza de agua.
  • Aceites esenciales de tu preferencia (por ejemplo: naranja, lavanda, vainilla, romero, menta, árbol de té, etc.)
  • Opcionalmente puedes añadirle un poco de glicerina para mayor humectación.
  • Un recipiente de vidrio, o botecito reciclado que sea aplastable o con aplicador.

*Nota: Se recomienda mantener el gel en refrigeración para que dure en buen estado por mas tiempo. En mi caso, no se me hace práctico tener los productos de cabello en el refrigerador, por lo que yo preferí añadirle un poco de extracto de semilla de toronja o pomelo (que es un antibacterial natural) de esta forma se logra mantener fresco sin estar en refrigeración. En caso de que no cuentes con extracto de semilla de toronja, puedes reemplazarlo añadiéndole aceites esenciales antibacteriales, tales como: menta, romero, árbol de té, lavanda, lemongrass, etc.

Método de Preparación:

  • Calentar la taza de agua

  • Mezclar la taza de agua con la grenetina hasta que quede totalmente diluida.

  • Refrigerar alrededor de 3 horas (hasta que la consistencia esté firme)

  • Sacar del refrigerador, añadir los aceites esenciales de tu preferencia y revolver bien.

  • Guardarlo en el contenedor que elijas (de preferencia utiliza uno aplastable o con aplicador, para que no necesites tocar directamente con las manos el gel al utilizarlo, ya que nuestras manos tienen bacterias que pueden echarlo a perder más rápido)

  • El gel dura fresco alrededor de 2-3 semanas

Pros y contras del Gel hecho en casa

Pros:

  • Esta elaborado con ingredientes naturales, por lo que puedes vivir en paz de que tu cuero cabelludo no estará absorbiendo químicos al utilizarlo.
  • La grenetina, al ser una proteína y una fuente de colágeno, ayuda a dar brillo y suavidad a tu cabello.
  • Sale más barato que el gel comercial.
  • Los productos hechos en casa al no contar con empaque plástico, no contaminan.

Contras:

  • Al no contener químicos, se echa a perder más rápido que un gel comercial.
  • Se recomienda mantenerse en refrigeración.
  • Si te pones en exceso puedes llegar a experimentar el clásico polvito blanco cuando esta seco y te tallas la cabeza o te despeinas (aunque lo puedes quitar facilmente echándote un poco de agua en el cabello)

En general creo que es una opción bastante práctica de utilizar, especialmente si eres fan de los peinados en los que es necesario una fijación fuerte.

Los invito a que lo prueben y me cuenten que tal les funcionó 😎

 

 

 

Related Posts

Leave a Reply