Salud, Vida

LO QUE NO SABÍAS SOBRE EL KOMBUCHA

En los últimos años, esta bebida pasó de desconocida a estar en boca de todos, a pesar de que su consumo se remonta a siglos atrás. Algunos la aman, otros la odian, algunos cuantos sólo la toman para satisfacer su ímpetu hipster del día y poner una foto en sus instagram stories; pero pocos saben realmente que es el kombucha, cuales son sus beneficios, y que con los 40 pesos por botellita que pagaron en el restaurante ‘vegano-natural-orgánico-y sin gluten’ al que fueron el otro día, podrían haber producido en casa múltiples galones de kombucha.

En mi caso, lo que me enganchó fue el haber leído que antiguamente en china le llamaban el “té de la inmortalidad” y se consumía por ser considerado un elixir de la salud; y despúes de investigar lo sencillo que es hacerlo, decidí aventurarme desde los rincones de mi cocina a la producción de kombucha de sabores, para vivir en carne propia su magia inmortal.

Pero primero, lo primero, ¿que es el Kombucha?

El Kombucha es una bebida efervescente que se hace a base de té, con la ayuda de un hongo llamado ‘Scoby’ (no, no Scooby Doo PaPa), éste es simplemente Scoby (por sus siglas en inglés “Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeasts”) y un poco de azúcar, que funciona como alimento para el hongo, que es el que se encarga de producir todas las propiedades saludables de ésta bebida fermentada, que es prácticamente una gaseosa natural que podemos tomar sin remordimientos, ya que tiene muchísimos probióticos, Vitamina B, Vitamina C, Hierro, Lactobacilos y Antioxidantes.

Es posible que su uso se remonte hasta 2000 mil años atrás. Se llegó a consumir en China, Rusia, Japón y Europa, debido a sus propiedades benéficas para la salud. Digamos que los alimentos y las bebidas fermentadas siempre han estado ‘in’ a lo largo de la historia, pero nuestra generación apenas redescubrió todo el bien que nos hace su consumo.

Propiedades del Kombucha

No hay suficientes estudios que comprueben los beneficios del kombucha, pero en pruebas de laboratorio le han encontrado propiedades antivirales, antihongos y algunas otras similares a las de los antibióticos. A pesar de la actual carencia de evidencia científica, las personas que lo han consumido proclaman que los ha ayudado a mejorar en:

  • Niveles de energía
  • Alergias
  • Desórdenes metabólicos
  • Problemas Digestivos
  • Prevención del Cáncer
  • Hipertensión
  • Fatiga Crónica
  • Artritis
  • Candidiasis
  • Sistema Inmunológico
  • Reducción del colesterol
  • Pérdida de peso
  • Estado de ánimo
  • Recuperación más rápida después de entrenar
  • Concentración
  • Problemas cardiovasculares
  • Diabetes tipo 2
  • Desintoxicar el Hígado
  • VIH

¿Cómo es que el Kombucha tiene tantos beneficios?

Realmente suena a pócima mágica ¿no?, pero todas estas maravillas se logran gracias a los ácidos orgánicos que contiene el kombucha, tales como:

  • Ácido Glucurónico

Ayuda en el proceso de desintoxicación del cuerpo. Básicamente lo que hace es juntar las toxinas y hacerlas más hidrosolubles para poder ser eliminadas fácilmente por medio de la orina.

  • Ácido Láctico

Esencial en el aparato digestivo y para balancear los niveles de acidez y PH en nuestro cuerpo; se cree que por esta razón ayuda también en la prevención del cáncer.

  • Ácido Glucónico

Se transforma en ácido caprílico, que ayuda a tratar la candidiasis y algunas infecciones vaginales.

  • Ácido Úsnico

Un antibiótico natural, capaz de eliminar varios tipos de virus.

  • Ácido Acético

Presente en el vinagre dándole ese sabor ácido característico; Funciona para tratar algunas infecciones e inhibir la producción de bacterias.

  • Ácido Butírico

Promueve la salud y sanación de las células en el intestino grueso y delgado. Ayuda a la digestión y calma la inflamación. Se utiliza al tratar a personas que sufren de la enfermedad de Crohn’s, combate la resistencia a la insulina, y además tiene un potencial especial anticancerígeno, principalmente para el cáncer de colon.

  • Ácido Oxálico

Esta vinculado en la cura y prevención del cáncer. Cuando una persona es diagnosticada con cáncer, hay una deficiencia de ácido oxálico en la sangre, por lo tanto es importante mantener niveles normales de este ácido en nuestro cuerpo (especialmente en pacientes que sufren esta enfermedad), ya que se encarga de que las células anormales sean eliminadas sin provocar efectos secundarios.

  • Ácido Málico

Mejora el rendimiento en los músculos y se dice que promueve la pérdida de peso, ya que ayuda junto con los músculos a que la grasa se desintegre con mayor facilidad. Ayuda a reducir el dolor en pacientes con fibromialgia; aumenta los niveles de energía y puede llegar a ser beneficioso en pacientes que sufren de fatiga crónica. Se utiliza en pastas de dientes y enjuague bucal, ya que se considera un desintoxicante oral. Promueve la salud del hígado. Mejora la textura, suavidad y brillo de la piel y cabello.

No hay mejor medicina que la que nos da la naturaleza, y el Kombucha es evidencia de ello

Yo lo he consumido por varios meses, y debido a que cuento con una buena salud y trato de cuidarme lo más que pueda, no he notado un cambio drástico del que pueda dar testimonio; lo que si he notado al tomar Kombucha, es que me da energía, y mi digestión está óptima gracias a la gran cantidad de probióticos que tiene. Recuerdo que una vez en unas pláticas sobre salud y nutrición, un Doctor comentó: que si te haces de la costumbre de tomar probióticos y hacerte limpiezas intestinales al menos una vez al mes (por medio del consumo de fibra o pastillas naturales para limpieza del colon), nunca deberías de enfermarte.

El Doctor seguramente exageró un poco en el comentario, pero me intrigó lo suficiente como para probarlo. Desde entonces intenté hacerme de la costumbre de llevar a cabo esos dos consejos, y considerando que las pastillas de probióticos son bastante caras, el Kombucha se convirtió en una excelente opción natural  y económica para obtener mi dosis diaria.

El Kombucha es más fácil de hacer de lo que te imaginas

Pero antes de que te abalances a la tiendita orgánica de la esquina por tu botellita carítzima de París, debes saber que es bastante sencillo y económico producir kombucha desde la comodidad de tu hogar; y como dice sabiamente la frase de que “en gustos se rompen géneros”, al hacerlo en casa tendrás la facilidad de experimentar con sabores, grados de efervescencia y acidez, haciéndolo completamente al gusto de tu paladar. Ya verás que en un santiamén te convertirás en un “sommelier kombuchesco” (y sí, ese término me lo acabo de inventar).

Asi es que, no te puedes perder el próximo post en donde te enseñaré nada más y nada menos que: ¡Como hacer Kombucha en casa!😎

 

Related Posts

Leave a Reply