Belleza, Manos, Productos

PITAHIA, LOS ESMALTES CON INGREDIENTES NATURALES

Yo, que tengo corazón, cuerpo, y alma Mexicana, (y en vez de sangre, guacamole), caí en la triste realidad de que la mayoría de los productos que utilizo son de marcas extranjeras.

Usualmente llegamos a la tienda e inconcientemente elegimos la marca que se nos hace más conocida, sin darle la oportunidad a otras locales menos sonadas que tienen mucho que ofrecer, y son tesoros en ansiosa espera de ser descubiertos.

Yo, una Clásica Víctima de la Mercadotecnia

Un propósito que me hice este año fué el darme la oportunidad de comprar productos Mexicanos cada vez que fuera posible; medité en mis hábitos de compra y me di cuenta de que caigo en las garras de la mercadotecnia de las grandes corporaciones (usualmente extranjeras), no sólo al comprar ropa y productos de belleza, sino también al seleccionar alimentos, gadgets, y artículos de cuidado personal.

Llevo casi un año investigando alternativas locales de los productos que compro constantemente, y me he llevado gratas sorpresas con mis nuevos descubrimientos mexicanos; una de las sorpresas, fué la marca de esmalte de uñas hecho con ingredientes naturales, Pitahia.

Es poco común escuchar que una marca de barniz se preocupe por tener ingredientes naturales, pero esta marca originaria de Jalisco, fué la excepción a la regla; su creadora, la emprendedora Nathalie Eklemes, es un orgullo Mexicano digno de admiración, ya que al tener tan sólo 21 años de edad, tuvo el sueño de crear una marca de esmaltes con ingredientes que no fueran nocivos para la salud, porque como ya deben saber, no sólo somos lo que comemos, sino también lo que nos untamos, por lo que debemos procurar siempre estar alerta de los ingredientes incluidos en los productos que utilizamos.

La Historia de Pitahia Comenzó Así…

Ayudada por el laboratorio de la fábrica de pinturas de su abuelo, Nathalie comenzó la travesía en búsqueda de la fórmula perfecta. Su aventura no fué tarea fácil, pues encontrar la combinación correcta de ingredientes naturales para lograr un esmalte de calidad, es mucho más complicado que hacerla por medio de sustancias químicas.

Después de muchas pruebas y errores, la emprendedora dió el paso de lanzar la marca al mercado sabiendo muy dentro de ella que aún no lograba encontrar la combinación perfecta de ingredientes para lograr la calidad idónea en duración, brillo y color; la marca tuvo éxito aunque después de un tiempo comenzaron algunas quejas y devoluciones, pero aún así las clientas seguían comprando, por lo que Nathalie no perdió la esperanza y decidió empezar desde cero y rediseñar la fórmula completamente hasta lograr su objetivo de calidad.

Pasaron 6 años para que la emprendedora encontrara la fórmula con la combinación perfecta de ingredientes para lograr esmaltes con tonos increibles y buena duración, además de estar hechos con pigmentos orgánicos, aceites naturales, no tener formaldehído, tolueno, ser hipoalergénicos, veganos y… ¡AAY! Échenme aire que me desmayo de la emoción con este combo perfecto.

Mi Grata Aventura de Compra

Después de descubrir a Pitahia, ¡no podía esperar mas! En ese mismo instante me aventuré a explorar su página y fuí bombardeada con muchísimas opciones de tonos increíbles.

Yo, al ser un espíritu poco aventurero en cuestión de experimentar colores y tendencias alocadas, además de ser una amante de los clásicos y básicos que se ven siempre elegantes y no pasan de moda, opté por comprar algunos de sus tonos neutrales, un rojo quemado, un tono terracota, una base, un top coat y un quita esmalte, para así tener el kit completo para mi próximo manicure.

Fué bastante sencillo hacer mi pedido en la página, el cual fué enviado por fedex, y llegó alrededor de 5 días después de mi compra. En cuanto abrí el paquete pude notar que Pitahia es una marca que pone un toque muy personal en sus productos, ya que todo estaba empaquetado de manera muy linda, e incluso incluyeron un recadito escrito a mano dentro de la caja, agradeciendo mi compra.

El Oops de la experiencia

En cuanto abrí el paquete, me dispuse a probar todos los tonos de una buena vez, y recibí una grata sorpresa en cuestión de textura y brillo de los esmaltes, aunque noté que algunos no parecían ser el color que yo había escogido en la página. Fué ahí cuando me dí cuenta que algunos de los esmaltes en la página muestran tonos muy diferentes a los que son en la vida real.

Por estar familiarizada con la industria de producción de video y fotografía, sé que esos cambios de color usualmente pueden suceder por la iluminación que le dieron al producto, por el retoque, o incluso porque cada pantalla maneja tonalidades diferentes, y es algo que se debe de cuidar al publicar fotos de productos a la venta; pero en el caso de mi pedido, no sé si el error sea de fábrica y no de las fotos en sí, ya que los cambios en los tonos son muy drásticos, pues yo escogí colores que en su página parecían ser cálidos, y recibí unos con tonalidades totalmente frias.

A pesar de la tristeza que sufrí con los colores Almond Butter y Mariachi, ya que no soy fan de usar tonos frios en esmaltes, y como se podrán dar cuenta, no se parecen absolutamente nada al color que publican en su página, realmente los demás colores fueron totalmente de mi agrado, inclusive hasta la base, que aún usandola sola, da un look muy lindo y elegante a las uñas, muy al estilo del famoso manicure de la reina de Inglaterra y la duquesa de Cambridge; así que cada que lo uso sólo, me siento como si anduviera con tocado puesto, tomando mi taza de té con dedito meñique parado.

PROS y CONTRAS

Pitahia llenó mis expectativas, y definitivamente volvería a comprar; pero como todo en la vida, hay pros y contras de todas las obras que se han hecho bajo el sol, así es que echémonos un clavado a mi lista (tambores de suspenso tocando):

PROS:
  • Marca con ingredientes naturales.
  • Hipoalergénica.
  • Tiene tienda en línea.
  • Envío fácil y rápido.
  • Muchísima variedad de colores.
  • Los esmaltes son de fácil aplicación y en el caso de los que compré, con 2 capas es suficiente para que se vean parejitos.
  • Los botecitos tienen un diseño muy mono y digno de aparador.
  • El quita esmalte funciona bien y deja una capa humectante en las uñas (similar a cuando te aplicas aceite en las cúticulas).
CONTRAS:
  • Al seleccionar un color en la página, yo estaba esperando el poder ver una imagen de manos con las uñas pintadas en el color que seleccioné, o mínimo poder hacerle zoom a la imagen del esmalte, ya que eso hubiera facilitado bastante el proceso de selección al hacer mi compra; al no contar con ninguna de las dos opciones, tuve que perder mucho tiempo explorando el instagram y facebook de la marca, en búsqueda de fotografías de manos con manicures usando los tonos que me interesaban.
  • Los esmaltes no son de secado rápido, se tardan lo normal en secar; pero si fueran de secado rápido se convertirían automaticamente en mi marca favorita.
  • Ofrecen envío gratis sólo después de 1000 pesos de compra, que esta de lujo, pero no motiva a hacer la comprita esporádica del color de temporada que te llenó el ojo de repente.
  • Los botecitos no contienen el clásico balín para revolver, por lo que si se te llega a separar el color del esmalte al dejarlo estático mucho tiempo, será un poco complicado revolverlo bien de nuevo.
  • Algunos de los colores mostrados en la página no son exactos a los de la vida real; Situación bastante grave si lo que se vende son tonalidades de colores diferentes.
  • Por el momento sólo hacen envios en México.

Conclusión

Definitivamente Pitahia me complació como producto, la recomiendo y me enorgullece que haya marcas Mexicanas de tan buena calidad como esta y con potencial a ser competencia de marcas ya posicionadas a nivel internacional ¡Bravo Pitahia!

Si les gustaría probar la marca pueden comprar todos sus esmaltes aquí.

Related Posts

Leave a Reply